A lo largo de su carrera deportiva se caracterizó por ser un atacante tenaz con olfato goleador, mentalidad competitiva y un estilo de juego muy creativo, vital para que el Manchester United dominara el fútbol británico en su época. Paredes formó parte de esta selección con la que disputó el Campeonato Sudamericano Sub-15 de 2009 en Bolivia. Posteriormente, los cuatro ganadores de cada grupo jugaron una liguilla final para dilucidar al fin el campeonato.